Fokker Eindecker (7)

Siguiendo con la construcción del avión, encontré un modelo de motor fabricado por Williams Brothers, que es escala 1/6, muy parecido al motor Oberursel que usaba el Eindecker, que los Alemanes  copiaron de este motor , el Le Rhone , y el Gnome, ambos de origen Frances. La diferencia está en los tubos de admisión hechos de cobre en el Le Rhone, a diferencia de la admisión del Oberursel que iba por dentro. El ajuste al interior del cowl fué perfecto. Solo hubo que recortar algo de material en la parte posterior y reforzar el cilindro central, con lo que se logra disimular muy  bien el Os 56 4T que está detrás. Lo pinté simulando metal envejecido y lo cubrí con trazas de Betun de Judea para simular la grasa que habitualmente cubría estos motores. Como se trata de un modelo de sobremesa, especial cuidado hay que tener al pegar las partes, idealmente con pegamentos elásticos para evitar que se desprendan con la vibración.  JM5D7849

JM5D7805

Motor simulado Le Rhone. Detras se puede ver el cilindro del OS56 4T con cubierta de válvulas azul.

Ya a estas alturas, el entusiasmo por lo logrado me impedía dejar partes terminadas a medias y me sentí en la obligación de poner una cabina acorde con el resto del avión. El piloto, aparte de ir vestido a la usanza de la época, con chaqueta de cuero y cuello de piel, debía mover la cabeza acorde con los movimientos del timón. Para esto, instalé un micro servo en el torax con una conexión mecánica hacia la cabeza, que fué rellenada con pegamento. El resultado es que al conectarlo con una Y al cable de la dirección, el piloto mueve la cabeza simultáneamente. No encontré servos invertidos, por lo que mira en la dirección contraria, pero el efecto no deja de ser impresionante. En el video que coloco al final de la serie se puede ver durante el taxeo.photo 1

Para la cabina, logré hacer algunos instrumentos cuyas carillas son fotos de los originales, y que se colocaron en tubos de bronce cortados. La caña de mando la hice de acuerdo a las fotos del original con tubo de bronce soldado y dos pequeños trozos de bambú de palillos chinos. De paso me comí unos ricos Wantanes. Un bastón del contacto y un parabrisas modelado en plástico completan la cabina. En la parte anterior hay también un indicador de combustible semi sumergido por delante del parabrisas, hecho en bronce. Las fotos son explicativas por si mismas. No existía instrumentación estandarizada como existe hoy en día, por lo que cada piloto hacia colocar los instrumentos donde le era mas conveniente. Por esta razón, yo los coloqué a mi pinta.photo 3 photo 4

photo 5

Una de las curiosidades del Eindecker era el gran compás magnético montado fuera de la cabina, bajo perfecta visión del piloto y fuera de los efectos deletéreos que generaba el motor rotatorio.

 

Una de las cosas que no tenia era un velocímetro.  Posteriormente le agregaron a algunos un anemómetro que se colocaba en la punta del ala con la carilla indicadora orientada hacia el piloto. No me pareció prudente hacerlo en el modelo, ya que creo que no lo podría colocar lo suficientemente firme como para tolerar la fuerza aerodinámica.

Morell Anemometer

Anemómetro de Morell utilizado en algunos Eindecker, pero utilizado posteriormente de rutina en los biplanos de la época, adosado a alguno de los postes que unian las alas.

Una vez terminada la estructura, y colocado los cuernos, mandos y servos, viene la etapa final por lo cual será juzgado el avión. Para el modelo utilizamos Monokote de color Tan opaco y los símbolos se mandaron a hacer con imágenes documentadas a partir de Internet. Incluso pude hacer una calcomanía de la placa del avión donde va el numero de serie, etc…Los colores y esquema en general también eran escogidos por los pilotos, por lo que hay algunas diferencias entre ellos. El que mas me gustó es el de Oswald BoelckeFokker-Eindecker-171   que tenia por delante de la cruz de malta del fuselaje una linea roja en diagonal. Boelcke e Immelman fueron los primeros depositarios de la Medalla Pour le Merit, conocida posteriormente como la Blue Max, otorgada a los pilotos calificados como Aces, por derribar un número de aviones enemigos. Inicialmente eran 8, pero se subió a 16 cuando el Eindecker comenzó a avasallar a los aliados, en lo que se llamó el Fokker Scourge en 1916

fokker_eindecker_eiii_unteroffizier_ernst_udet_flieger_abteilung_68_alsace_spring_1916-48870

Advertisements

About jmselman@clc.cl

Neurocirujano CMIO Clinica Las Condes Santiago, Chile
This entry was posted in Aeromodelismo, WW1 and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s